Exposición ‘La huella del deshielo’

Fotografía de Fernando Moleres

  • 7Feb
  • 13Abr
Imagen del artículo

El proyecto expositivo ‘La huella del deshielo’ pretende concienciar e informar sobre el resultado del cambio climático en paisajes helados y puros que a través de una serie narrativa se van transformando hacia otros paisajes donde el deshielo es el preludio de cambios en el equilibrio climático de nuestro planeta.

La cuenta atrás ha comenzado, nos queda una década para evitar que el aumento global de las temperaturas alcance niveles de no retorno, según el Grupo intergubernamental de expertos sobre el Cambio Climático de la ONU. El cambio debe ser urgente, y sin precedentes, un cambio de mentalidad en la economía y en los sistemas de producción reduciendo las emisiones de CO2 un 45% para 2030, o el daño climático será irreversible. A partir del aumento de 2ºC en la temperatura media global los peores efectos del cambio climático serán patentes.

La huella de estos paisajes derretidos no sólo influye en los ecosistemas locales del Ártico, sino que también afecta a los sistemas climáticos de todo el mundo. Melting landscapes aborda la transformación de la criosfera a través del relato fotográfico, visual y artístico de esta realidad. Las fotografías y videos construyen una serie narrativa que nos sumerge en paisajes  de apariencia irreductible que silenciosamente se desvanecen y desactivan su papel clave en el clima global.

La situación del Ártico no es sólo un indicador más para buscar soluciones y respuestas a la transformación radical a la que debemos someter el planeta, es el momento de reinventar nuestro mundo, un cambio de mentalidad en el consumo, la producción y la distribución de energía. El aumento de concentración de CO2 en la atmósfera hace que el océano se caliente, capte el CO2 y se acidifique. Este proceso extremo podría llevar a una desertificación de los mares.

En palabras de Victor Hugo (1802-1885) ‘Produce una inmensa tristeza pensar que la naturaleza habla mientras el género humano no la escucha’. El Ártico más que hablar, se derrite, y lo hace pidiendo con urgencia acciones que frenen futuros impactos medioambientales, porque aún se puede, aún es posible.

Vídeo de la inauguración

Otras exposiciones