En la costa

  • 03/03/20
Imagen del artículo

En todo el mundo, el aumento del nivel del mar está teniendo un profundo efecto sobre el entorno natural. Aunque el problema afecta de forma más directa a aquellos que viven en zonas costeras, también tendrá consecuencias en el interior y será especialmente extremo para los habitantes de las islas.

Desgraciadamente, los estudios científicos muestran que el daño ya está hecho. Ahora debemos afrontar las consecuencias urbanas, sociales y económicas de este proceso acelerado adaptando las infraestructuras naturales y urbanas existentes. Las inundaciones, las fuertes tormentas y la erosión de la costa causarán un desplazamiento generalizado de la población, así como daños en las ciudades y los ecosistemas costeros. Se necesitará un enfoque interdisciplinario, combinado con el intercambio de conocimiento y la inversión en innovadoras estrategias de diseño y planificación, para afrontar este reto.

TEMA DEL MES

Noticias relacionadas

Noticias destacadas